¿Puede ayudar el CBD con los dolores de cabeza y la migraña?

¿Sufres de migrañas? Estos dolores de cabeza son extremadamente debilitantes, y es probable que haya probado muchos remedios; cualquier cosa para aliviar el dolor. Las migrañas son dolores de cabeza neurológicos acompañados de sensibilidad a la luz y al sonido, así como náuseas y vómitos. Además, los enfermos de migraña a menudo deben limitarse a una habitación oscura libre de todo ruido, a veces durante varios días, para aliviar el dolor de cabeza. Como alternativa, dormir durante un período de tiempo prolongado a menudo alivia el dolor de cabeza por migraña.


Si ha sufrido migrañas durante algún tiempo, los medicamentos que le recetaron podrían funcionar, pero los efectos secundarios negativos pueden ser casi tan graves como la migraña.

Lamentablemente, para muchos pacientes, los medicamentos recetados no funcionan. Como resultado, muchos enfermos de migraña están buscando una alternativa efectiva que alivie estos dolores de cabeza sin efectos secundarios negativos, y el CBD está resultando prometedor como tratamiento para la migraña.


Lo que sabemos


Algunos médicos sospechan que las migrañas están motivadas por una deficiencia en uno de los endocannabinoides del cuerpo humano. Los humanos reconocen el CBD como «uno de los suyos» y el cannabinoide de la planta se une al receptor endocannabinoide del cuerpo. Es por eso que los investigadores creen que el CBD puede ser muy efectivo para las migrañas. De hecho, algunas investigaciones indican que el CBD funciona de la misma manera que los medicamentos triptanos u opiáceos, activando las mismas vías en el cerebro. El CBD puede ser tan efectivo para algunas personas como los triptanos u opiáceos recetados.


El primer estudio científico sobre la efectividad del CBD contra las migrañas se publicó hace décadas en 1985. En ese estudio, los investigadores mostraron que una combinación de THC / CBD inhibía la liberación de la serotonina química que contribuye a los síntomas de la migraña. Estudios más recientes arrojan más luz sobre la efectividad potencial del CBD contra los dolores de cabeza y las migrañas. Un estudio en el European Journal of Neurology mostró que el CBD fue más efectivo que los medicamentos recetados estándar para la migraña, y lo mejor de todo, el CBD tuvo menos efectos secundarios.

En un estudio de 2016 de 127 pacientes que sufrían migrañas y dolores de cabeza en racimos severos, los pacientes recibieron una dosis alta de CBD / THC baja y experimentaron un 55 por ciento menos de dolor. El otro grupo de pacientes tomó un antidepresivo común llamado amitriptilina, que los médicos también recetan comúnmente para las migrañas. Los pacientes que tomaron CBD tenían menos dolores de cabeza.


Diferentes tipos de CBD


Hay muchos factores a considerar al tratar de determinar la forma de CBD que funcionará mejor para usted. En primer lugar, debe considerar para qué está usando CBD y asegurarse siempre de obtener un producto de calidad.

Los tratamientos tópicos con CBD han demostrado ser muy efectivos para las migrañas. Estas cremas, aceites y geles son fáciles de aplicar y de acción rápida. Si está tomando medicamentos para la migraña, el CBD teóricamente no debería interactuar con ellos en absoluto, ya que funciona a través de un mecanismo completamente diferente en comparación con la prescripción común de migraña y los medicamentos de venta libre. Sin embargo, siempre consulte a su médico antes de combinar CBD con cualquier medicamento que esté tomando.


Hasta la fecha no se han realizado estudios en humanos sobre el mejor método de dosificación para la migraña. En general, hay cinco formas de CBD.


El CBD viene en cremas, aceites, ungüentos y bálsamos, por nombrar solo algunas formas. Los tópicos se usan con frecuencia para aliviar el dolor articular y el dolor muscular. Hay muchos receptores de cannabinoides en la piel, por lo que esta forma de CBD generalmente es de acción rápida.


Las tinturas se extraen utilizando varias técnicas, incluido el método de CO2 y el método de etanol. Todas las técnicas de extracción están diseñadas para preservar tantos cannabinoides como sea posible. Las tinturas generalmente se toman por vía oral, pero también se pueden mezclar en alimentos o bebidas. Las tinturas de acción más rápida son las que se toman por vía sublingual (debajo de la lengua). Cuando se toma de esta manera, los efectos se activan después de 15 a 45 minutos.


Los comestibles también son muy populares porque saben muy bien, son fáciles de usar y también son discretos. El CBD generalmente se infunde en un producto horneado o batido para transformarlo en un comestible. Muchos pacientes encuentran que es más fácil dosificar CBD con un comestible. Dado que los comestibles, en general, tienen una mayor concentración de CBD, esta es una excelente manera de tomar dosis más altas de CBD. Si el comestible tiene una cantidad suficiente de otro aceite o grasa, como el aceite de coco, esa formulación generalmente aumenta la biodisponibilidad del CBD.


El CBD oral en forma de gotas, aerosoles y cápsulas representa otro método de ingestión. Son fáciles de usar. Las cápsulas se digieren rápidamente y las gotas o aerosoles de CBD debajo de la lengua son de acción muy rápida. Muchos aceites y aerosoles orales tienen sabor para enmascarar la tierra del CBD natural.


Vapear es ciertamente otra forma de ingerir CBD. Si bien la inhalación se ha considerado un método muy efectivo, recientemente se han atribuido muchos riesgos graves para la salud pulmonar atribuidos al vapeo y a los aditivos de vapeo, por lo que se debe tener precaución.

Deja un comentario